La amaxofobia, el temor a conducir, afecta más a mujeres https://faconautowoman.com/wp-content/uploads/2019/05/car-dashboard-drive-1386648.jpg
SHARE

El miedo a ponerse al volante de un vehículo es una fobia que puede superarse con técnicas y recursos adaptados a cada conductor.

Conducir puede ser un placer para los amantes de los vehículos y los viajes en carretera, pero si sufres amaxofobia puede resultar un problema. Este trastorno, aunque para muchos es desconocido, es más habitual de lo que parece. Se trata del miedo a conducir, un temor que afecta más a mujeres que a hombres.

Según un estudio de la Fundación CEA, que recoge datos entre los años 2005 y 2012, un 28% de los conductores españoles sufre amaxofobia. De este cómputo, el informe manifiesta que un 55% son mujeres frente a un 45% de hombres afectados por este trastorno.

Hay diferentes factores que pueden impulsar el miedo a la conducción. Los nervios, iniciar la conducción novel sin el profesor de autoescuela, conducir con condiciones climatológicas adversas o temer perder el control del vehículo pueden motivar la aparición de los síntomas de esta fobia. Haber sufrido un accidente también puede ser otra causa que bloquee a los conductores a la hora de ponerse manos al volante.

Superar la amaxofobia es posible

Como sucede con cualquier otra fobia, la amaxofobia se puede superar. Es primordial dar el primer paso y reconocer el problema desde una actitud positiva. El informe mencionado con anterioridad destaca que el 43% de los afectados se decanta por pedir ayuda, dar una nueva oportunidad a la autoescuela o consultar con un terapeuta. Un especialista en psicología puede ofrecer las herramientas necesarias y adaptadas a cada situación para frenar los miedos y devolver al conductor la seguridad en sí mismo.

No hay un único tratamiento o remedio para enfrentarse al miedo. No debemos olvidar que se trata de una emoción humana que cada persona vive de forma particular. Hay técnicas y pautas que ayudan a afrontar el medio y dar los primeros pasos para volver a sentirse autónomos en la conducción. Los ejercicios de relajación y de gestión emocional suelen ser eficaces para volver a tomar los mandos del vehículo y dejar de ver el tráfico como una amenaza. Se requiere voluntad, eliminar los pensamientos negativos que bloqueen en la conducción y aceptar que el viaje se va a realizar sin dificultades.  

Desde Faconauto Woman motivamos a los conductores a afrontar los miedos y superar los síntomas derivadas de la amaxofobia. Animamos a quienes se ven afectados a pensar en positivo y confiar en que pueden circular sin complicaciones.

SHARE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *