Las presencia de las mujeres en las plantillas de pymes es inferior a los hombres. https://faconautowoman.com/wp-content/uploads/2019/06/negocios_mujeres.jpg
SHARE

El sector de Actividades Sanitarias y Servicios Sociales aglutina el mayor porcentaje de mujeres en sus filas

Las pymes o pequeñas empresas forman parte de la actividad diaria y son piezas fundamentales para el motor económico. Las diferencias entre hombres y mujeres siguen siendo patentes en este sector del tejido industrial. Según un informe elaborado por el Centro de Procesos Estadísticos del Colegio de Registradores, las plantillas de pymes cuentan con una media de 65% de hombres frente al 35% de mujeres.

El pasado 27 de junio se conmemoró el Día Mundial de las Microempresas y las pequeñas y medidas empresas para sensibilizar a la sociedad sobre la generación de empleo y contribuir al apoyo de los pequeños negocios. Y en estos días cobra más sentido con el fomento de la participación de la mujer en las pequeñas empresas.

Según el documento redactado por el Colegio de Registradores, y que recoge el diario Vozpópuli, el sector de Actividades Sanitarias y Servicios Sociales es el que emplea un mayor porcentaje de mujeres que de hombres en sus filas. De media, las plantillas de empresas dedicadas a estas labores integran un 76 % de mujeres. Le sigue el sector de la Educación, cuyo porcentaje de figuras femeninas es del 65 por ciento.

Determinados sectores concentran un mayor número de hombres que de mujeres en sus filas. Se trata de los dedicados a Industrias Extractivas (87%); Construcción (aproximadamente un 85,5%) y Transporte y Almacenamiento (83%). Por su parte, las empresas pequeñas y medianas españolas dedicadas a Actividades Financieras y de Seguros; Inmobiliarias; y Profesionales, Científicas y Técnicas cuentan con plantillas en las que cerca del 50% son mujeres.

Emprendedoras y autónomas, al alza
La buena noticia es que se advierte un aumento creciente de incorporación de la mujer al mundo de las pymes y a la actividad empresarial. Hoy en día, 9 mujeres por cada 10 hombres inician negocios en nuestro país, una cifra que ofrece una perspectiva al alza de la vinculación de la mujer como líder y propietaria de la empresa.

Si bien es cierto que la brecha de género se mantiene, también está creciendo a buen ritmo el número de autónomas nacionales. En la última década, el número de mujeres dedicada a la actividad independiente creció un 4,8%, mientras que los hombres descendieron en este régimen un 9,1%, según datos aportados por ATA Autónomos.

Pasada la crisis, las mujeres se han lanzado a darse de alta en este régimen. En concreto, se cifran 52.878 autónomas más en este periodo. El año pasado, esta diferencia era de 19.944 autónomas y en 2015 de un tercio de la cifra actual (7.579 autónomas más entre mayo de 2008 y diciembre de 2015). Y es que sólo en 2017 se han sumado al RETA 4.087 autónomas. Los hombres, por su parte, no experimentan este aumento positivo. Los datos indican que los autónomos masculinos han disminuido en 208.849 en los últimos diez años.

En el conjunto de 2018, el crecimiento registrado por las mujeres duplicó al de los varones. Así, el ritmo de crecimiento de las mujeres durante 2018 fue del 2,6% frente al 1,2% de los varones. Además, de los 52.725 trabajadores por cuenta propia que se sumaron al RETA en el conjunto del año, el 54,7% (es decir, 28.849 emprendedoras) fueron mujeres y el 43,3% (23.876) varones.

SHARE