La diversidad, un elemento con grandes beneficios para las empresas. https://faconautowoman.com/wp-content/uploads/2021/08/diversidad_empresas.jpg
SHARE

Promover este componente en las organizaciones reporta mayor rentabilidad, productividad, ideas alternativas e innovación

La igualdad de género está cada vez presente en las plantillas de las empresas, pero el compromiso social supone dar un paso más. La inclusión de la diversidad en el seno de las organizaciones es una clara inversión con beneficios a todos los niveles empresariales.

No se trata solo de impulsar el talento femenino, tan necesario para generar la paridad. Integrar la diversidad en la cultura corporativa de la entidad supone la incorporación de las personas con independencia de su raza, cultura, ideología, género y otros aspectos y valores. Esta inclusión reporta mejoras tanto en relación a de igualdad de oportunidades como en materia no discriminación.

Por ello, las empresas están empezando a cuidar y alinear sus metas con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles promulgados por la ONU. Y la igualdad y diversidad se encuentran entre estos nuevos desafíos. Y es que la contratación de equipos diversos potencia los procesos creativos y la innovación de proyectos. Belén Cano, responsable de Gestión del Talento y Movilidad Internacional de Banco Santander, lo aseguraba así en una entrevista con El País en el marco del ciclo Radar Desarrollo Sostenible.

La responsable considera que apostar por la diversidad ayuda, entre otros, a retener el talento. “Nadie quiere trabajar en una empresa en la que se puede discriminar a alguien debido a su género, edad, procedencia… La gente busca aquellas que fomenten la meritocracia y permitan que los mejores crezcan”. En esta línea, desde la entidad financiera para la que trabaja apoyan la diversidad con programas e iniciativas que contribuyen a la igualdad y conciliación laboral.

Estas actuaciones impactan de forma significativa en la rentabilidad de las empresas. Además, proporcionan diferentes perspectivas de una realidad, promueven ideas alternativas y mejoran los lazos y colaboración entre los empleados. Se estima que las empresas con una cultura y políticas inclusivas aumentan su rentabilidad y productividad hasta el 62,6%. Estos datos, derivados de un informe de la Organización Internacional del Trabajo, ponen de relieve cómo las empresas deben aumentar su concienciación en materia de diversidad y comenzar a incorporarla en su estrategia corporativa.

SHARE