La pandemia aumenta la desigualdad laboral de género https://faconautowoman.com/wp-content/uploads/2021/02/desigualdad_laboral.jpg
SHARE

Según los datos preliminares de una investigación financiada por el Fondo Supera Covid-19 e impulsada por Banco Santander y Crue junto con el CSIC

Los jóvenes son uno de los colectivos más damnificados por la pandemia, con una mayor precarización en el caso del colectivo femenino. Así lo revelan las conclusiones preliminares del estudio El empleo juvenil en España ante las crisis de la Covid 19 y su impacto en la desigualdad laboral por género desde un enfoque intersectorial, impulsado por Banco Santander y Crue Universidades Españolas, junto con el CSIC.

Este informe se está realizando en la Universidad de Lleida, encabezado por la investigadora Mª Angels Cabasés. Los resultados iniciales revelan que los colectivos jóvenes han sufrido un fuerte impacto por la crisis sanitaria de la COVID-19, en especial las mujeres, que han registrado una menor tasa de empleo, mayor tasa de contratos temporales y mayor tasa de paro. Estas cifras se agravan si se consideran variables como la nacionalidad o el nivel de estudios.

“Además, se han detectado nuevos obstáculos para su incorporación al mercado laboral, porque los sectores que habitualmente brindan a los jóvenes su primera experiencia a la vida laboral, son los más afectados por las medidas de distanciamiento social”, ha explicado Cabasés. Por ello, durante los meses de confinamiento, se acentuó todavía más la desaparición de jóvenes del mercado laboral.

La investigación también analiza otros factores que inciden en la desigualdad por género, así como las posibles estrategias adoptadas por el colectivo juvenil ante esta situación sobrevenida. Además, aborda el papel de la formación universitaria para conseguir mejores contratos bajo una mirada de género, y cómo afecta la precariedad laboral juvenil en el acceso a los estudios superiores.

El estudio, financiado por el Fondo Supera Covid-19, fue presentado en un acto con la participación de reconocidas figuras del sector universitario y empresarial. La delegada de Crue Universidades Españolas para Políticas de Igualdad y rectora de la Universitat Jaume I, Eva Alcón, ha resaltado que esta crisis afecta a las mujeres de manera relevante en tres dimensiones: los cuidados, el empleo y la violencia de género. “En el caso de la Universidad, ha quedado claro que la producción científica de las mujeres ha descendido precisamente por esto”, ha indicado. Ello también se aprecia en el empleo  y “en la violencia de género, que ha quedado agravada en los momentos de confinamiento”. 

Brecha entre oferta y demanda
Por su parte, Susana García Espinel, directora de Santander Universidades, SmartBank y Universia España, ha recordado que en España existe una brecha muy importante entre la oferta y la demanda de empleo. Además, ha destacado que, por motivos estructurales, somos junto con Grecia, el país de la UE con la mayor tasa de desempleo. “Y sin embargo no somos capaces de cubrir algunas vacantes por existir un desajuste entre las competencias actuales de los profesionales y las demandadas del mercado”, ha remarcado.

También quisieron estar presentes en la cita, Fátima Báñez, ex Ministra de Trabajo y presidenta de la Fundación CEOE, e Isabel Tocino, vicepresidenta del Consejo de Santander España. En su intervención, Fátima Báñez ha resaltado el trabajo de investigación como un ejemplo de que el sector público y privado deben ir de mano.  “Es el momento de que todo el talento de un país se ponga a disposición de las personas y especialmente de aquellas que más nos necesitan”, ha agregado.

Por su parte, Tocino ha destacado que a Santander lo que le preocupa en estos momentos es la empleabilidad como un objetivo prioritario. “En el 2021 hay que tomar grandes decisiones fundamentalmente en el área de las personas y en la gestión del talento, que es lo que nos traerá que todos estos jóvenes, que son la savia nueva y que lo han pasado especialmente mal, sean los que tomen esa nueva dirección”.

SHARE