https://faconautowoman.com/wp-content/uploads/2021/06/Santander-Women-NOW.png
SHARE

El Congreso Santander Woman NOW se convierte en el epicentro internacional del debate sobre la importancia de la equidad

El Congreso Santander Woman NOW ha puesto sobre la mesa interesantes perspectivas sobre el liderazgo femenino y la importancia de las referentes para las generaciones futuras. La convocatoria, organizada por Vocento con el patrocinio del Banco Santander, convirtió Madrid a mediados de junio en el epicentro internacional del debate sobre la igualdad.

Científicas, investigadoras, artistas, directivas, representantes de la política y de distintos ámbitos de la sociedad han puesto voz a historias sorprendentes que servirán para allanar el camino de las nuevas profesionales. A continuación, ofrecemos aspectos relevantes que trataron algunas de las ponentes con puestos de responsabilidad en diferentes sectores estratégicos:

    • Libres de autocensura: La reina Letizia, que participó en la clausura del evento, estimó importante el apoyo mutuo entre las trabajadoras. “Las mujeres no podemos hacernos boicot, ni autocensurarnos a nosotras mismas”, afirmó. La rigurosidad y capacidad de comunicación de la reina hacen de su discurso un mensaje vital para las mujeres. En su intervención, la reina quiso resumir los aspectos fundamentales que se transmitieron durante el congreso. «No solo se ha hablado de feminismo, de igualdad, de la necesidad de pensar en el mundo que merecemos. Se ha hablado de la vida, de las mujeres que queremos ser, de lo que queremos que nos defina, de nuestra capacidad de adaptación, de responsabilidad, de talento, de sostenibilidad», señaló.
    • Cerrar la brecha de género. Nadia Calviño, vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Exteriores y Transformación Digital, abogó por acabar con la brecha de género para avanzar en la recuperación económica. La vicepresidenta instó a las mujeres a “aumentar nuestra participación en la economía, no sólo por lograr la igualdad y la inclusión, sino por la racionalidad económica. Es racional porque hay que compensar el impacto económico de la pandemia”.
      En este contexto consideró primordial que las profesionales “no podemos quedar fuera” de la digitalización.
    • Participación en la carrera espacial: La astronauta Samatha Cristoforetti aprovechó para reivindicar el papel de la mujer en la carrera espacial y animó a las nuevas generaciones a adentrarse en este mundo. “No queremos que ninguna mujer con cualidades para ser astronauta se autocensure y renuncie a presentarse a las pruebas de selección. Ahora, la actividad en el espacio no se ve como algo tan lejano; está más normalizado y, de hecho, se está convirtiendo en ese otro lugar en el que los humanos desarrollamos una actividad que va a influir en cada vez más aspectos de la sociedad y la economía. Por eso se insiste tanto en que es importante que las mujeres también participen”.
    • Política activa: Kathleen Kennedy, directora ejecutiva de Retirement Security for All y profesora de la Universidad de Georgetown, resultó una inspiración determinante en el congreso. Fue la primera mujer política de la familia Kennedy, sin embargo, destacó que “hice política por el movimiento feminista, por la sociedad, no por mi familia: a veces no es la familia la que te enseña cosas”. En su discurso, recordó los comentarios que escuchó cuando decidió encaminarse a los comicios. «Me preguntaron cómo me iba a presentar con tres hijos. A nadie le importó que mi padre tuviera diez. La prensa hablaba sobre mi aspecto físico, y descubrí que tienes que tener un aspecto determinado cuando te metes en política, sobre todo en Estados Unidos, donde no hay arquetipos de mujeres poderosas”, indicó.
    • Composición musical femenina: También intervino en la cita Isabel Pérez Dobarro, concertista internacional de piano y activista, que trató la escasa relevancia que se da a las mujeres en el mundo de la música. «Con 19 años me planteé si no existían compositoras», sostuvo. La razón habría que buscarla en la educación musical que reciben los estudiantes, donde muchas mujeres están silenciadas. «Me pregunté si no tenemos una Jane Austin en la música. Al comenzar a investigar, me encontré con figuras como Rosa García Scott, extraordinarias compositoras. ¿Cómo podía ser que no las conociera? La realidad es que la música de compositoras no forma parte del canon perpetuado a través de los planes de estudios», afirmó.
SHARE