https://faconautowoman.com/wp-content/uploads/2020/01/Purple-Sky.jpg
SHARE

La historia de tres mujeres valientes que rompieron todos los estereotipos del momento y que anima a otras mujeres a lanzarse al mundo corporativo. 

Desde que arrancamos la iniciativa de Faconauto Woman, nos marcamos un objetivo claro: buscar referentes femeninos que inspiran a muchas otras mujeres a alcanzar sus metas. Por eso, entre muchos otros motivos, lanzamos nuestro programa de mentoring. Para que aquellas jóvenes mujeres que se iniciaran en el sector, tuvieran grandes figuras donde pudiesen verse reflejadas. 

En muchas ocasiones, y debido a que la mujer ha estado durante muchos años relegada en un segundo plano, ha sido complicado encontrar voces que llegaran a otras jóvenes. Sin embargo, existen millones de mujeres valientes a lo largo de la historia. Mujeres fuertes que rompieron estereotipos y la cultura empresarial de su momento histórico, y se adentraron en el mundo del emprendimiento. 

Hoy en Faconauto Woman os contamos la historia de estas 3 mujeres que llegaron a lo más alto por cuenta propia y que sirven de inspiración para el resto. 

Madame C.J. Walker

Mujer y afroamericana. Madame Walker sufría a finales del siglo XIX una doble discriminación. En una época donde la segregación racial era aún una realidad y la mujer apenas alcanzaba puestos de liderazgo, ella consiguió convertirse en la primera millonaria por sí misma. 

Era recolectera de algogón e hija de esclavos. Huérfana de padre y madre a los 14 años, empezó a desarrollar una línea de cosméticos y productos para el cuidado del cabello para mujeres afroamericanas. Con una inversión de tan solo 1,25$, a los dos años ya ganaba 150.000 dólares anuales. En 1919, fecha de su muerte, generaba 3 millones de dólares y tenía más de 40.000 empleados. 

Estée Lauder

La historia de esta emprendedora se podría definir en tres palabras: innovación, esfuerzo y constancia. Desde niña supo que se quería dedicar al emprendimiento. A diferencia de muchas mujeres de la época, aprendió de la mano de su padre a cómo administrar una empresa. 

En 1920 comenzó su sueño. Sin apenas recursos y con un producto que patentó su tío químico, empezó a vender puerta a puerta, algo inusual para la época. Poco a poco consiguió vender en hoteles y clubs importantes de Estados Unidos hasta que logró obtener un mostrador en Saks Fifth Avenue donde regalaba muestras gratis, una idea propia. 

En el 2004 la empresaria alcanzó oficialmente el estatus de multimillonaria. Las acciones de su empresa superaron el precio de 95.36 dólares en la Bolsa de Nueva York.

Nellie Cashman

Otra mujer hecha a sí misma. Huyó de los prejuicios de su etapa histórica. Aventura, viajera y con mentalidad arriesgada. Era apodada como el “Ángel de la piedra sepulcral”. Viajó de Boston a San Francisco. Allí trabajó como cocinera. Su sueldo lo ahorraba para cumplir su sueño: abrir su propia casa de huéspedes y diferentes restaurantes. Lo consiguió. Abrió restaurantes por todos los Estados Unidos.

 

Estas 3 mujeres han demostrado que, incluso en condiciones muy adversas, pudieron perseguir sus metas y sueños. Todas ellas lo lograron basándose en el esfuerzo y en el trabajo. Desde Faconauto Woman creemos que las mujeres están capacitadas para cualquier reto. Por eso, les decimos a todas ellas que no dejen que nadie nunca les diga que no pueden hacerlo #JuntasMásFuertes

SHARE