https://faconautowoman.com/wp-content/uploads/2019/10/mentoring3.jpg
SHARE

Hay diferentes acciones de enseñanza y aprendizaje atendiendo a la metodología y a los objetivos que se pretendan conseguir

Sumarte a un programa de mentoring puede proporcionarte grandes beneficios para sacar el máximo partido a tu actividad profesional. A través de la ayuda de un mentor, con orientaciones y una guía especializada, puede aumentar tu desarrollo personal y profesional con el que obtener el mayor rendimiento en tu negocio. Pero, ¿qué tipo de mentoring debo escoger? Hay que tener en cuenta que hay diferentes propuestas, tanto si se trata de emprendedores, directivos o de personas que quieran mejorar su marca personal. A continuación, enumeramos una clasificación de estas prácticas que cada vez tienen mayor impulso en las empresas.

  • Mentoring formal o informal: Es un programa adaptado a las necesidades del aprendiz y estructurado acorde con sus objetivos. De esta forma, está configurado con un formato en línea con el programa y metas del pupilo, por lo que conlleva un compromiso formal de actuación tanto por parte del mentor como del mentee. No obstante, también se pueden establecer unas pautas más suavizadas que no requieran una evaluación fija, pero sí se hayan delimitado unos plazos de desarrollo y procesos de mejora.
  • Mentoring one to one: Se trata de una mentoría impartida con un profesional con amplio bagaje especializado en una materia determinada. Suele ponerse en marcha con personas que tienen experiencias y conocimientos en común
  • Mentoring peer to peer: Esta práctica se produce con parejas de aprendices que tienen conocimientos y habilidades similares con el fin de compartir sus inquietudes y poner sobre la mesa entrenamientos al mismo nivel. La actividad favorece el intercambio de perspectivas de forma horizontal y permite adquirir conocimientos de forma rápida y ágil.
  • Mentoring grupal: En este caso, el mentor dirige su experiencia a un grupo de profesionales interesados en un proyecto común, con procedimientos orientados a un mismo objetivo. Un completo programa de formación de emprendedores o una consultaría externa son buenos ejemplos de este tipo de mentoring, en el que el mentor debe poner en marcha acciones grupales para lograr el beneficio común del equipo.
  • Mentoring a la inversa: Es una tipología de aprendizaje muy satisfactoria que trata de sacar jugo a la interacción de dos personas con roles o funciones muy dispares. La finalidad de este aprendizaje es obtener una perspectiva generacional, por lo que es el mentor el que adquiere un conocimiento a partir de su trabajo con el pupilo.
  • Cross mentoring. Esta práctica propicia un intercambio completo y adaptado de experiencias entre el mentor y el mentee. Puede darse entre los propios departamentos de una misma empresa o en sectores educativos diversos que proporcionen experiencias desde diferentes perspectivas para dar la oportunidad de crecer en otras prácticas profesionales y generar posibles alianzas.

Desde Faconauto Woman te invitamos a participar en nuestro programa de mentoring que presentamos en septiembre. Solo tienes que inscribirte desde nuestra página web, tanto si quieres realizar acciones de mentor como si prefieres recibir la experiencia como mentee. Con esta acción promovemos el talento de 20 profesionales con la ayuda y orientación del mismo número de mentores. El próximo 15 de noviembre daremos a conocer las pautas y fases del proyecto.

SHARE