Radiografía de género en la igualdad empresarial https://faconautowoman.com/wp-content/uploads/2020/07/igualdad_mujeres_informe.jpg
SHARE

El último estudio de Esade Gender Monitor determina que la conciliación y corresponsabilidad son claves para conseguir avances igualitarios

¿Cuántas horas hay que dedicar al trabajo para ser un líder respetable? ¿La igualdad de género está presente en la empresa? ¿La conciliación atiende a las mismas circunstancias del hombre y la mujer? Estos son algunas de las preguntas a las que responde el último estudio de Esade Gender Monitor tras una consulta a más de 800 directivas.

El informe determina que, pese a conseguirse avances en materia de igualdad de género en las corporaciones, todavía queda camino por recorrer. Así, en estrategia de igualdad se ha notado un progreso del 54,4% recogido en el pasado informe al 68,7% en la actualidad. Además, la conciliación continúa siendo un aspecto mejorable, en especial cuando concierne a altos cargos, donde se han detectado diferencias entre hombres y mujeres. Así, las empresas conciben la conciliación como una fórmula que reporta bienestar y equilibrio a los empleados o mejora la productividad de la empresa.

No obstante, si ponemos el foco en la alta dirección, las mujeres mantienen obstáculos en el tiempo de dedicación. Las directivas consultadas reconocen varias barreras de promoción y acceso al liderazgo. Entre ellas, destacan la mayor dedicación del hombre a generar redes de apoyo (33,2%) y la dificultad de conciliar las exigencias del puesto con el cuidado de los hijos (22,1%).

A estos aspectos les siguen la falta de identificación con los valores, que creen que la compañía atribuye a este colectivo (20%). También está la cultura empresarial, en la que – opinan- parece asumirse que la mujer con familia se compromete menos que el hombre (14,5%); así como la falta de mujeres referentes en puestos clave (8,1%).

El teletrabajo
Por su parte, una de las coautoras del estudio y directora de Esade Women Initiative (EWI), Eugenia Bieto, ha señalado que el «Covid-19, ha supuesto una prueba de fuego para el teletrabajo y va a acelerar su implantación en las empresas». Según el estudio, el 86% de las directivas consultadas “creen que la pandemia ha contribuido totalmente o en parte a que el teletrabajo se instale definitivamente en sus compañías”.

En este sentido, para la mitad de las encuestadas la mejor opción sería que la empresa le diera la libertad de elegir qué días teletrabajar, en base a los objetivos y proyectos en curso, mientras que la combinación semanal de días de teletrabajo con días de trabajo presencial sería la opción preferida por un 45,6%.

Preguntadas las empresas por aquellas medidas que creen que pueden impulsar mejor la igualdad de oportunidades en su carrera hacia la alta dirección, suman a la flexibilidad (20,9%) otras políticas como cuotas en la alta dirección (42,9%), medidas de discriminación positiva (41,3%), y formación que corrija sesgos inconscientes (39,3%) o que les ayude a desarrollar sus habilidades directivas (24,6%). Por su parte, las directivas consideran que en estas compañías, las medidas más aplicadas son la formación (48,62%), la flexibilización de horarios (43,2%) y las acciones para incentivar el sentimiento de pertenencia (24,32%).

SHARE